Un Líder Dirige Personas, No Solo Profesionales

Según un estudio de ManPower Group, los llamados millenials serán el 75% de la fuerza laboral mundial en el 2030. Atrás quedaron los tiempos en los que los empleados pasaban 20 años en las empresas y dedicaban su vida al progreso de la compañía. Ahora, la individualidad y la constante búsqueda del cambio han llevado a que las rotaciones de personal se disparen y se vean cargos de meses e inclusive de días, situación que presencian muchas compañías.

En este sentido, diferentes corrientes de liderazgo han hecho un llamado a más que a pretender que la generación se adapte a estructuras y figuras de poder obsoletas, proponer un estilo diferente, en el que primen los consensos por encima de la autoridad, haya conversaciones en vez de confrontaciones y se cree un ambiente propicio para que los propósitos de vida de los empleados sean realizables en la compañía.

Esta línea propone un liderazgo más humano, enfocado en el desarrollo de la persona como un conjunto con todas sus interacciones: humana, cognitiva, espiritual, ética, estética, social y física. (¿Cuáles Son las Fortalezas y Habilidades con las que Debe Contar el Nuevo Líder?… Es un Ser Humano: Únicos Talentos y Equipo). Los millenials fueron criados por padres ausentes, papás dedicados a una causa empresarial y madres que luchaban por ser parte de una fuerza laboral que previamente no las tenía en cuenta. Son personas que valoran el acompañamiento para crecer, la coherencia entre el pensar, el decir y el hacer, ser parte de un equipo que tiene propósitos comunes con responsabilidades compartidas, y la medición de sus funciones a partir de. su productividad, aceptando sus apariencias y pensamientos tal como son sin juicios, ni prejuicios. El objetivo es comprender que a las empresas no solo se va a trabajar sino también a vivir.

Una de las razones para propiciar espacios adecuados para los millenials es que esta generación posee el talento necesario para que las empresas encaren los retos actuales. Son innovadores, les gusta el cambio, incentivan las buenas relaciones, son positivos y trabajan por alcanzar propósitos más allá de lo económico, Cualidades que en conjunto son imprescindibles para que una compañía perdure en el largo plazo.

Para lograr la trasformación cultural y retener esta importante fuerza laboral, un líder humano debe tener “energía para movilizar, palabras para inspirar, buen ejemplo para generar confianza y acompañamiento para seguir creciendo” Según las palabras propias del expresidente de Bancolombia, Carlos Raúl Yepes.

Fuente: Sectorial

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.