Invertir en tecnología, ahorro a largo plazo para tu empresa

La tecnología proporciona herramientas con las que se puede mejorar desde el primer momento. Hoy es imprescindible usarlas porque la transformación digital es un hecho.

Vivimos en plena era de lo digital, algo que no podemos negar por mucho que lo intentemos. Todo lo que nos rodea, o casi, es un claro ejemplo de cómo la tecnología se ha introducido en nuestras vidas en todos los niveles. También en el mundo de la empresa, donde se necesita hacer cambios para adaptarse a estos nuevos tiempos.

Mucho más que tener cuenta de correo

Hay negocios que se resisten a la transformación digital. Consideran que el coste de este cambio es demasiado y que es suficiente con tener algunas cosas, como un correo electrónico para que contacten con ellos. Un acierto al menos, porque el correo electrónico es imprescindible, tanto o más que disponer de un número de teléfono. En sitios como www.iniciodecorreo.email se pueden ver algunas de las funciones que ofrecen distintos gestores de email.

Pero está claro que hoy no es suficiente con esto, sobre todo a nivel competitivo. Hace falta mucho más, porque si por algo destaca la tecnología es por la cantidad de recursos que proporciona de cara a mejorar el rendimiento.

Desarrollar un plan de posicionamiento eficaz

Uno de los recursos que son imprescindibles a día de hoy es tener un buen plan de posicionamiento web. Uno que ponga tu página en el lugar más alto posible de los resultados de búsqueda. Para que cuando un usuario quiera lo que tú ofreces, sea a ti y no a la competencia a quien acabe recurriendo.

El posicionamiento es muy necesario porque muchas de las ventas de tu empresa ya se hacen a través de la red. Sea de un modo directo o indirecto. Y si no estás al día con esta estrategia, estás perdiendo una oportunidad de la que seguro que se aprovecha tu competencia.

Atención al cliente de forma eficaz

Uno de los factores determinantes en la competitividad es la atención al cliente. No es nada nuevo, pero un cliente que se siente mal atendido hace mucho daño, más del que te puedes imaginar. Por eso es esencial prestar atención a detalles como estos, que parecen haber perdido interés en algunos casos. Y que a medio plazo acaban pasando factura.

Una de las herramientas que proporciona la tecnología en este campo es la posibilidad de crear una centralita virtual sobre IP, que se vale de la potencia de la red para la atención telefónica, reduciendo los costes por llamadas.

Una inversión, no un gasto

Aunque es inevitable pensar en números cuando se habla de incorporar algo nuevo a una empresa, la tecnología no puede verse como un gasto. Se trata de una inversión que a medio y largo plazo reportará beneficios. Bien aprovechada se logra un retorno de la inversión en poco tiempo, a partir del cual se empieza a generar un rendimiento que aumenta la competitividad y el ahorro. Es comparable a invertir en productos de publicidad como los pendrive personalizados, que no se ven como un gasto innecesario, sino como un recurso imprescindible si se quiere llegar al cliente. La tecnología aplicada a la empresa es exactamente igual.

La transformación digital es inevitable

Una de las razones más evidentes por las que es necesario invertir en tecnología para tu empresa es el imparable avance de lo digital en la sociedad. El 2.0 se queda corto, y se impone un cambio hacia técnicas que van más allá. Vivimos ya en la era del 3.0, un mundo virtual en el que solo las empresas que se sepan adaptar a tiempo conseguirán sobrevivir.

Fuente: Maestro de la Computación

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.