‘Easy Prey’, un excelente libro de Larry Burbano sobre Ciberseguridad

Hoy en día, y a diferencia de épocas pasadas cuando vivíamos con una gran tranquilidad en ciudades apacibles y rodeados sólo de nuestra familia y de unos pocos amigos, estamos permanentemente conectados con casi todo el mundo: cuando salimos a las calles, las cámaras de videovigilancia nos detectan en todos lados, los smartphones de las personas con quienes conversamos podrían espiar nuestras charlas y vernos y grabarnos con sus cámaras fotográficas, nuestros celulares saben dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos, las redes sociales nos chismosean sin cesar lo que piensan y hacen otras personas…

No estamos solos. Y los delincuentes, que también lo saben, nos siguen a todas partes. Buscan robarnos nuestro dinero, las claves de nuestras tarjetas bancarias, secuestrar nuestros dispositivos tecnológicos para cobrarnos mucho dinero por su rescate; en fin, estamos, irónicamente y al mismo tiempo, dentro de la tecnología y de la inseguridad en el mundo cibernético.

Frente a este panorama debemos estar muy atentos. Hoy en día hablamos de CIBERSEGURIDAD y es la asignatura que todos debemos conocer y manejar con toda propiedad. No podemos creer que porque somos una persona natural, común y corriente, o porque tenemos una empresa pequeña o mediana no podríamos ser objetivo de los ciberdelincuentes.

Durante la semana pasada, época muy propicia para el descanso y la buena lectura, tuve el gusto de devorar las páginas de un libro que me envió Carlos Passage, un antiguo compañero de trabajo en Radio Internacional, la estación del FM en la que fui pionero al contarles  a mis oyentes desde 2005 las más importantes notas tecnológicas todas las mañanas. Se trata de ‘Easy Prey’ un best seller de Larry Burbano.

Larry Burbano es un ingeniero caleño residente desde hace muchos años en Washington. Master de la Universidad de Maryland en Información y Tecnología (IT) con énfasis en Ciberseguridad, conferencista y consultor de empresas en Latinoamérica y con las mayores certificaciones en el mundo de la seguridad informática, Fundador de GRS Technology Solutions, empresa especializada en videovigilancia basada en un servicio desde la nube y en recuperación de datos. También es el cofundador de 4Play Development, una fundación para ayudar a la niñez mediante el deporte.

Ha publicado su segundo libro, ‘Easy Prey’ (“Presa Fácil”), en donde nos alerta sobre los peligros de la navegación por Internet sin las debidas protecciones. Junto a expertos de todo el mundo, incluyendo a Darren Coleman, Michael Bubernack, John Rutkowski, Allen Cason, Bon Jenner, David Jordan, Femi Dada, Jeff Kuhn, Greg Hanna, Matt Katzer, Hal Lonas y Kevin Fream, Burbano analiza la situación actual de este peligro real a las que las compañías están expuestas, En sus páginas se repasa toda la historia del cibercrimen y se tratan temas como los backups o copias de seguridad de nuestros datos tanto en forma local como remota, la seguridad en nuestros dispositivos móviles, el malware y otros virus, la protección en la nube, el spam, las leyes que nos protegen, el cuidado de nuestros datos médicos y financieros, etc..

Como es lógico, se sugieren todas las medidas de protección que debemos tener. Mucho más en estos días, cuando trabajamos con nuestros propios equipos dentro de la oficina y cuando surge Internet de las Cosas (el acceso a la red desde muchos otros dispositivos como nuestro televisor y distintos electrodomésticos más).

Larry Burbano, quien había publicado antes su primer libro “Undisclosed Facts”, que también fue un best seller; se ha convertido en un referente en todo el mundo, y especialmente en Latinoamérica, donde él ha expandido su trabajo y consultorías.

Próximamente estará de gira en Colombia.

 

 

Google planea integrar su propio bloqueador de publicidad en Chrome

No son ideas tuyas. La publicidad online cada vez es más agresiva. Los vídeos que se reproducen solos se han convertido en estándar, los pop-ups han vuelto por la puerta grande y cada vez es más difícil evitar los anuncios. El remedio a este infierno puede estar en manos de Google.

Según el Wall Street Journal, Google es muy consciente de esta situación, y está desarrollando un sistema de bloqueo propio para su navegador Chrome. Si el plan sale adelante, podría forzar a los anunciantes a moderarse con sus contenidos, pero es un “si” muy grande.

El WSJ ha tenido acceso a fuentes internas de Google que aseguran que el adblock en el que la compañía está trabajando funcionará tanto para las versiones móvil como para las de escritorio de Chrome y estará activo por defecto. Eso sí, no filtrará absolutamente todos los anuncios. Solo aquellos que no cumplan con los estándares de la Coalición para una Mejor Publicidad.

En la práctica, eso significa que los vídeos que se reproducen automáticamente con audio y los anuncios de gran tamaño no estarán permitidos. Al parecer, Google está aún decidiendo si la herramienta bloquea anuncios concretos o toda la publicidad de una página que infrinja los estándares de buenas prácticas.

¿Por que una compañía que gana miles de millones con el mercado publicitario online querría adornar su propio navegador con un sistema que bloquea los anuncios? Es sencillo. Google no quiere que los usuarios descarguen y usen adbocks sobre los que no tiene ningún control. Los informes indican que el 26% de los usuarios de equipos de escritorio, y Google no quiere que esa cifra suba aún más.

La firma StatCounter asegura que Google acapara algo más del 52% del mercado de navegadores actual. Su competidor más cercano es Safari, y solo tiene un 14% de cuota. El resto manejan cifras de un sólo dígito. Si Google decide hacer cumplir unos estándares a los anunciantes, cualquier web que quiera sobrevivir tendrá que acatarlos.

Otra de las cosas que no le gusta a Google es que servicios como Adblock Plus permitan a las compañías pagar para estar en una lista de anunciantes permitidos. El gigante de las búsquedas ya paga a la compañía filial de Adblock precisamente por eso. No faltan razones para que suene la alarma en este sentido. ¿Ofrecerá Google una lista blanca similar o se ajustará a los estándares de una organización independiente?

Si se aplica de manera correcta, el adblock de Google no solo beneficiará a la compañía. Los usuarios disfrutarán de una experiencia de navegación más razonable y ya no tendrán que descargar tantos adblocks de terceros. Considerando que la mayor parte de páginas vive gracias a la publicidad, el esfuerzo de Google debe ser visto como un esfuerzo para salvar la navegación tal y como la conocemos.

Según las fuentes del WSJ, Google podría lanzar este bloqueador de anuncios en cuestión de semanas. Aunque también podría archivarlo para siempre.

Fuente: Gizmodo