Cómo ahorrar memoria y optimizar el uso de Google Chrome


Más del 60% de gente que navega por Internet desde el escritorio lo hace con Google Chrome, según datos de StatCounter del pasado mes de marzo. Eso significa, a grandes rasgos, que dos de cada tres de los que pasan habitualmente por este sitio, lo hacen desde el famoso navegador de la gran “G”. A todos ustedes les interesará saber, si no lo saben o lo han notado ya, que Google Chrome consume bastantes recursos de nuestro ordenador. Además, si son de los que gustan de tener muchas pestañas abiertas, el navegador se convierte poco menos que en una garrapata que se alimenta de memoria RAM. ¿Qué podemos hacer para contrarrestar ese consumo desproporcionado?

Para aplicar cambios o mejoras en Google Chrome, lo primero que debemos saber es qué extensiones, pestañas o servicios están utilizando más memoria en el navegador. Y eso lo descubriremos en el administrador de tareas propio de Chrome, Para acceder a él, basta con que cliquemos en el menú principal (los tres puntos verticales de la parte superior derecha) y vayamos a “Más herramientas > Administrador de tareas”. Se abrirá una ventana emergente en la que nos aparecerá información sobre cada una de las pestañas que tenemos abiertas: descripción, memoria RAM que consumen, uso de CPU, red, e ID del proceso.

Si ahora hacemos click con el botón derecho sobre cualquiera de las tareas podremos elegir qué otro tipo de información adicional queremos conocer sobre éstas, como el tiempo de uso de la CPU, la hora de inicio o la prioridad del proceso. Así, cuando Google Chrome funcione demasiado lento, es bastante probable que alguna de las tareas esté consumiendo demasiada memoria. Bastará con que la selecciones y cliques sobre finalizar proceso.

Ahora que ya sabemos cómo desenmascarar a las tareas que más recursos consumen de nuestro ordenador, pasemos a conocer las extensiones para Google Chrome que nos ayudarán a mantenerlas a raya o, como mínimo, a organizar mejor el uso de las pestañas:

Toby: un gestor de información que, si está instalado, se “activa” cada vez que abramos una nueva pestaña. Toby permite salvar una sesión abierta, guardar sólo unas pestañas o crear grupos de pestañas personalizadas que se pueden abrir todas a la vez y con un sólo click. Dispone de un buscador integrado, por si quieres buscar una pestaña concreta y, un punto importante, permite sincronizar todas las pestañas con Google Drive. Eso significa que podremos disponer de todas las pestañas desde cualquier ordenador. La extensión es útil porque suspende las pestañas que no están en uso, por lo que el consumo de recursos es menor.

OneTab: una de las mejores extensiones para ahorrar memoria. Si tienes muchas pestañas abiertas, clica en el icono de OneTab y todas las pestañas formarán una lista. Cuando quieras acceder a ellas, podrás restaurarlas de una en una o todas a la vez. Según sus desarrolladores, ahorra hasta un 95% de memoria.

The Great Suspender: funciona de forma similar a OneTab, sólo que actúa de forma independiente. The Great Suspender se encarga de suspender las pestañas abiertas que llevan un tiempo determinado sin usarse. También permite suspender manualmente una pestaña e indicar qué pestañas no quieres que se suspendan nunca.

Tab Snooze: otra herramienta para suspender pestañas que tiene como particularidad la opción de programar que se recargue más tarde o al día siguiente una pestaña determinada.

Fuente: PC Actual

Android casi alcanza a Windows como líder en el acceso a Internet

Windows sigue siendo es el sistema operativo desde el que más se accede a internet, con un 38,59% de cuota, pero Android le pisa los talones y “desafía” su liderazgo con un 37,42%, ha informado la compañía de monitorización StatCounter.

En febrero, los terminales con iOS coparon un 12,99% de los accesos, mientras que el 5,24% de las conexiones se realizaron desde un ordenador de Apple (con OS X) y un residual 0,77% desde Linux.

Se trata de una situación “impensable hace cinco años”, ha indicado en un comunicado el consejero delegado de StatCounter, Aodhan Cullen.

En 2012, Windows ostentaba el 82% de las conexiones a internet y Android, un 2,2%, una situación que ha cambiado debido al crecimiento exponencial de la adopción de teléfonos inteligentes y a la contracción del mercado de ordenadores. “Android, de Google, está desafiando a Windows, de Microsoft, como el sistema operativo más popular de acceso a internet”, ha sostenido Cullen.

El pasado mes de octubre, StatCounter detectó que el acceso a la red desde tabletas y móviles había sobrepasado por primera vez a las conexiones desde PC.

En Europa y Estados Unidos, Windows sigue siendo el sistema operativo principal de acceso a internet (con un 51,8% y un 40,7% de cuota, respectivamente), pero en Asia domina Android (con un 51,8% frente al 29,8% del sistema de Microsoft).

Fuente: 20 Minutos